Menú

UNA NUEVA GENERACIÓN

UNA NUEVA GENERACIÓN

Por: Fernando Eslava / Twitter: @feslava24

La derrota del Sí, el Brexit de Inglaterra y el triunfo de Trump en EE.UU. nos dejan varias lecciones valiosas. No obstante, el día de hoy hablaré del papel de nosotros, los jóvenes, en el panorama que se viene para el futuro.

El cielo se ve negro: El radicalismo, el ultranacionalismo y el odio se esparcen a través del mundo; se camufla como un golpe a la “clase política tradicional”, pero lo único que revela es el alto nivel de manipulación sobre la población.

Podemos ver cómo la gente está cansada del gobierno de los pocos, y optan por ser dirigidos por otros quienes se camuflan de pueblo, sin tener en cuenta que se trata de una lucha entre clases políticas de las élites por el poder.

Así mismo, estamos asistiendo terriblemente a una pérdida de memoria, no sólo a nivel local (Colombia) sino a nivel global: Se ha perdido la conciencia de los derechos humanos, la necesidad de un mundo más solidario y más justo, y el recuerdo de la guerra se hace lejano, pues no hemos sido nosotros los que la hemos sufrido.

Por tanto, nuestro papel como jóvenes que asumen su conciencia en este momento, es mucho más importante ahora que antes. Nuestro país y nuestro planeta nos necesitan, nos requiere críticos, nos requiere de pensamientos libres de ideologías políticas, nos exige conciencia social, nos exige humanidad y solidaridad, nos exige políticamente activos.

No podemos quedarnos de brazos cruzados. Utilicemos nuestras manos, nuestras mentes y nuestras palabras para construir la paz que tanto hemos exigido durante 50 años; utilicemos la humanidad, la solidaridad y la tolerancia para entendernos como hermanos, no como rivales y mucho menos como superiores o inferiores.

Es así, que a partir del día de hoy es nuestra responsabilidad movilizarnos, pronunciarnos y actuar frente en cada problema que aqueje a nuestro país y otros países del mundo. Construyamos paz con justicia social, mientras exigimos la completa erradicación de las violaciones de derechos humanos en Venezuela, mientras luchamos por una solución negociada al conflicto palestino-israelí y al conflicto sirio.

Asumamos nuestro rol, porque el tiempo ya no nos da más espera.

Nota: En la siguiente columna, daré algunas opiniones sobre el nuevo acuerdo y lo que nos espera.

Imagen tomada de: wordpress.com

Lo expresado por el columnista no representa la opinión de EL PALIQUE REVISTA DIGITAL

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter @El Palique

Instagram El Palique