Menú

UBER: LO LEGAL Y LO JUSTO

UBER: LO LEGAL Y LO JUSTO

Por: Fernando Eslava / @Feslava24

Actualmente se da un debate interesante entre los partidarios y los detractores del servicio de transporte “Uber”. Quienes lo apoyan, ofrecen como argumento la calidad en el servicio, el trato ameno de sus conductores y sus precios fijos; quienes se oponen a este servicio, indican que no es correcto por encontrarse fuera de la legalidad, así como por ser una idea extranjera.

Voy a dejar algo claro desde el principio: Soy partidario de Uber, puesto que la calidad en su servicio ha sido revolucionaria en el transporte de “lujo” de nuestra ciudad, así como la humanidad en su trato y sus precios fijos.

Considero, sin embargo, que quienes se oponen al servicio de Uber dando las razones aquí indicadas se equivocan por dos razones: En primer lugar, porque lo legal no es necesaria ni intrínsecamente lo justo en todos los casos; y en segundo lugar, porque preferir lo colombiano sobre lo foráneo (sin importar como nos sea servido) es chambón y simplista.

¿Por qué lo legal en este caso no es lo justo (o lo moralmente correcto)? Por la razón de que el servicio de Uber (que supera en calidad, en atención al público y en precio a los taxis) no se encuentra regulado por la ley. Es decir, no es malo sino un servicio no autorizado por el Ministerio de Transporte o las secretarías municipales y distritales para ejercer tal actividad; por tanto, Uber es un vacío legal y no una actividad propiamente prohibida por la ley. Al ser un vacío legal, a los conductores de Uber se les aplican las sanciones que se le aplica a cualquier otra persona que preste el servicio de transporte sin la respectiva licencia.

Lo justo (según considero) es que las autoridades deben autorizar el transporte de pasajeros en vehículos bajo afiliados a la empresa de Uber, puesto que ello implicaría hacer más competitivo el mercado (hablando en términos económicos), forzando a las empresas que prestan el mismo servicio (como los taxis, en Colombia), a mejorar sus propias tarifas, modelo y trato. Actualmente, lo legal, es proteger al gremio de taxistas en la posición dominante que se encuentran en el mercado (Conducta bastante extraña, puesto que a nuestro querido sistema económico le encanta proteger la libre competencia en servicios públicos tan básicos como la salud, el aseo y el alcantarillado. ¿Por qué no en el transporte? Si ahí tendría razón de ser la susodicha libre competencia).

¿Libre mercado para cosas que deben estar protegidas por el Estado, como la salud y los servicios públicos, y no para algo que lo amerita, como el transporte?

Si lo legal fuera lo justo, la discriminación racial en Sudáfrica hubiese sido justa (para poner un ejemplo radical, más no inapropiado).

Por otra parte, los que rechazan a Uber por ser extranjero, ¿Prefieren lo colombiano, mal servido y de pésima calidad, frente a algo extranjero (que para este caso no lo es tanto, puesto que los que trabajan en Uber son colombianos) que se ha portado con altura?

Imagen tomada de: enter.co

Lo expresado por el columnista no representa la opinión de EL PALIQUE REVISTA DIGITAL

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter @El Palique

Instagram El Palique