Menú

COMO UN REFLEJO DE LO VIVIDO EN RÍO

COMO UN REFLEJO DE LO VIVIDO EN RÍO

POR: CAMILO GARCÍA/@CAMILOGARCIA63

Como un reflejo de los Juegos Olímpicos, las grandes potencias del baloncesto se adueñan desde el principio de los primeros lugares en la tabla de posiciones y se postulan como los candidatos en el baloncesto en silla de ruedas. Estados Unidos y España, cada uno líder en su grupo, esta vez sin tanta diferencia entre equipos, pero con una supremacía marcada.

Para entender esto, debemos saber que el baloncesto en silla de ruedas está basado en el baloncesto tradicional, aunque introduce algunas modificaciones para reflejar el uso de la silla en el juego, y para armonizar los distintos niveles de discapacidad en los jugadores. Sin embargo, esto no impide que las habilidades innatas de algunos países, se posen como el reflejo de las mejores ligas del mundo (NBA y La Liga ACD ó Liga ENDESA).

En los Juegos Paralímpicos todos los equipos  compiten por encima de un nivel de uso recreativo, es por esto que son puntuados por un sistema de clasificación para evaluar las habilidades funcionales de los jugadores en una escala de puntos de 1 a 4,5. En los lugares donde los equipos están integrados, los atletas no discapacitados son clasificados con 4,5; un individuo con el más alto grado de discapacidad (como la paraplejía completa debajo del pecho) tendría la calificación de 1.

La clasificación es un reglamento internacional para jugar al baloncesto en silla de ruedas, en las competiciones para restringir el número de puntos permitidos en la cancha al mismo tiempo. Sin embargo, en este momento, a los atletas sólo se les permite competir a nivel internacional si tienen una discapacidad.

Este deporte es uno de los más llamativos de la competición paralímpica, de hecho, tiene participación en  más  de 80 países del mundo, y no deja nada a la suerte. Cada competidor se esfuerza al máximo para lograr los resultados esperados para encontrar el mejor nivel a la hora de asistir a al certamen más importante del mundo.

Veremos que en Río, hasta los equipos que no son potencia iniciarán una carrera contra el tiempo, una lucha contra los más grandes. Ya que cada uno de estos deportistas ha demostrado que ninguna dificultad es imposible de superar y que con ganas y actitud se pueden lograr grandes cosas. Definitivamente este deporte nos ha enseñado que nada se puede escribir de antemano y que para lograr conseguir la medalla dorada hay que sudar cada gota en los encuentros disputados, y que ningún jugador dará un paso al costado por más dura que sea la adversidad.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter @El Palique

Instagram El Palique