Menú

¿DE QUÉ PLANETA VIENES LIO MESSI?

¿DE QUÉ PLANETA VIENES LIO MESSI?

Fuente: mundodeportivo.com.

Autor: Felipe Ruiz / @Piperuizc

Claramente en Sudamérica se respira y come fútbol; en este lado del mundo vivimos por el fútbol, la mayoría soñamos con ser futbolistas y tenemos como ídolos a las grandes figuras del mundo: el mío es Lío Messi.

A lo largo de la historia muchos jugadores han marcado su época, Di Stéfano en los 50, Pelé en los 60, Cruyff en los 70 y Maradona en los 80; más reciente tenemos a Ronaldo Nazario, Ronaldinho Gaucho y Zinedine Zidane. Todas unas leyendas, todos girando el curso del fútbol. Pero en 2004 el mundo conoció a un jugador bajado directamente del Olimpo; uno de la talla de Pelé y Maradona, que vendría a romper los récords más increíbles y añejos de la historia del fútbol: Lionel Messi.

Argentino, de Rosario; rechazado de pequeño y juzgado de profesional. Con más de 100 marcas y récords en su haber sin si quiera haber cumplido 30 años, y otros poco más de 40 a portas de ser rotos; Messi es, sin duda, bajado de otro planeta. En sus inicios era un extremo prolífico, que gambeteaba todo lo que se le pasaba por delante y pintaba a cuanto arquero se interpusiera entre él y el gol. A medida que fueron pasando los años, fue variando de posición, fue adquiriendo dotes que no poseía y se convirtió, para mí, en el jugador más completo que ha pisado una cancha de fútbol en toda la historia del deporte.

Asiste, gambetea, define, corre, cobra faltas, cabecea, de derecha, de zurda, con el pecho y en alguna ocasión hasta con la mano, imitando a Maradona; de extremo a perfil cambiado, de centro delantero, de falso nueve, de diez clásico, de ocho y hasta de cinco. Su zurda le da para todo y mucho más, se come toda la cancha, jamás vi a otro jugador en más de 4 posiciones en un partido; a ningún otro, excepto a Messi.

Desde siempre y hasta que no lo consiga, será juzgado por su deuda pendiente con las copas del mundo; ganó una en la categoría sub-20, y ha participado en tres mundiales de mayores, con un subcampeonato como máximo botín. Para muchos no es el mejor porque Pelé tiene tres mundiales, Maradona ganó uno ‘él solo’. Pero hasta ‘el Diego’ necesitó de su equipo para alzar el tan anhelado trofeo, y la única diferencia entre la copa que ganó Maradona en México 86 y la que perdió Messi en Brasil 2014, fue que Valdano y Burruchaga la metieron en la final; Palacio e Higuaín no.

Como todos los grandes deportistas, Messi también tiene su némesis, otro futbolista que ha marcado época. Sin duda, esta rivalidad deportiva ha generado un crecimiento abismal para ambos. El portugués Cristiano Ronaldo sería, sin objeción alguna, el mejor jugador de la época, pero ha visto durante toda su carrera una competencia sana y deportiva con el argentino por ver quién es el mejor, en la que, creo, Messi gana con creces. Infortunadamente, como dijo alguna vez un periodista argentino “el único problema de Cristiano fue haber nacido en la época de Messi”.

A pesar de que no sea del agrado de algunos, hay que reconocer que el mundo del fútbol se quebró nuevamente con Messi, como con Pelé, Maradona y Cruyff en su momento. Estoy seguro que no volveremos a ver un jugador que dé tanto espectáculo cada 4 días en muchísimo tiempo. Habrá que esperar décadas para que alguien rompa los récords que rompió “el hombre perro”, como lo llamó el escritor Hernán Casciari alguna vez. Disfrutemos a Messi, disfrutemos del, quizá, mejor de la historia; que les aseguro, cuando se retire, lo vamos a extrañar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter @El Palique

Instagram El Palique

[instalink width="100%" height="350px" image_size="small" bg_color="#285989"]