Menú

NEYMAR LA LOGRÓ: BRASIL, CAMPEÓN OLÍMPICO

NEYMAR LA LOGRÓ: BRASIL, CAMPEÓN OLÍMPICO

Por: Felipe Ruiz /  @PipeRuizC

En los primeros juegos olímpicos celebrados en Suramérica, los pentacampeones mundiales consiguieron el único título que se les había escapado durante sus más de 100 años de historia. El ‘Scratch’ gritó campeón en su casa, con su público; y Neymar, capitán hasta después de la final, ya que renunció a la cinta, y máxima figura del equipo en el último tiempo, pasó del averno al paraíso en menos de un mes. Fue fuertemente criticado en la fase de grupos, pero respondió con creces en la fase final.

En un partido vibrante, digno de una final de un torneo de tal envergadura, Alemania, a quien quiero hacer mención especial por el excelente trabajo de su federación de fútbol (campeón mundial, semifinal europea, campeón olímpico femenino y finalista olímpico masculino), aguantó al rival hasta el último suspiro, generó más ocasiones de gol que Brasil, y llevó el partido hasta la tanda de penales; pero falló, y al final sólo pudo colgarse la medalla de plata.

Viéndolo desde la perspectiva del hincha colombiano, quien siempre ha apoyado a Brasil (después de Colombia, por supuesto), la victoria de la ‘canarinha’ fue resistida, porque desde el mundial de 2014 se volvió algo personal: la eliminación de Colombia en dicho mundial generó muchas dudas, el arbitraje en aquel partido fue muy criticado y claramente balanceado a favor de los locales en aquella ocasión. Además fue Brasil la que truncó el sueño olímpico de la tricolor. Y Neymar, máxima figura del equipo, es poco querido en Colombia por su manera de jugar, acá es tildado de payaso y teatrero.

No hay que saber mucho de fútbol para saber que el jugador surgido en Santos F. C. transpira talento, desde aquella Copa Libertadores de 2011 se veía que sería un jugador que estaba hecho para cosas grandes, es el clásico jugador brasileño, fantasioso y habilidoso, que deja ‘pintados’ a los rivales con un amplio repertorio de gambetas. El problema es que los futbolistas que juegan para el público y animan el espectáculo, siempre están expuestos a una patada, al juego duro y friccionado; a nadie le gusta que le “unten” la bola en un partido.

Y como, en la mayoría de los casos, el arbitraje trata de defender al habilidoso, al diferente, a Neymar; este saca provecho de ello para exagerar cuanta falta recibe, simular roces que no existen y tratar de engañar al árbitro cada que es posible, y con esto no digo que no sea víctima de marcajes férreos, ni que no reciba faltas, porque es claro que sí, pero de vez en cuando se pasa de actor; esta es, quizá, la razón por la que ‘O craque’ es tan resistido en Colombia.

Todos los amantes del fútbol somos felices viendo jugadores como Neymar, a todos nos gusta su estilo de juego; pero todos odiamos su búsqueda exagerada y constante de una falta, de una amarilla para el rival, de un penal a favor. Ahora bien, ¿qué pensaríamos de Neymar si dejara de opacar su talento con berrinches? Hablo por mí, pero quizá, si jugara como sabe, y fingiera menos; Colombia entera sería fan de él, porque acá amamos los buenos futbolistas; se dejaría a un lado la rivalidad que se ha generado desde el ya mencionado partido en Fortaleza para admirar a un prodigio del fútbol, pero hasta entonces seguiremos viendo tendencias como #NeymarNoSeaPayaso en Colombia.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter @El Palique

Instagram El Palique

[instalink width="100%" height="350px" image_size="small" bg_color="#285989"]