Menú

EUROPA EN VILO

EUROPA EN VILO

Por: Andrés Salazar

La semana pasada se llevaron a cabo las elecciones del Parlamento en Holanda, en un momento donde las relaciones con Turquía no son las mejores y siendo la antesala a los próximos comicios que en Francia dentro de 40 días.

Los ojos de la Unión Europea y de varios países del mundo estaban puestos en Holanda debido a la elección del Parlamento, quien es el ente que posiciona al Primer Ministro de ese país. Por un lado estaba  el Partido Democrático de la Libertad y Democracia encabezado por Mark Rutte quien se impuso en las elecciones de hace 5 años y buscaba la reelección. Mientras que su oponente Geert Wilders y líder del Partido por la Libertad buscaba el mandato por primera vez. Este último había sido muy cuestionado por su discurso populista y antiislamista, a tal punto que en vísperas a los comicios llamó: “Señor de la guerra y pedófilo” al profeta Mahoma, un personaje sagrado para los miembros de esta comunidad.

Coyuntura con Turquía

Las parlamentarias en Holanda ocurren 4 días después de un rifirrafe con el gobierno turco debido a un complejo asunto que también involucra a Suiza, Austria y Alemania. Todo empezó cuando el Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan invitó a los ciudadanos expatriados que viven en esas naciones a salir a las calles y apoyar el próximo referéndum de Turquía, en donde se busca erradicar el sistema parlamentario y convertirlo en uno presidencial,  haciendo que el poder de tres cuerpos se erija en una sola rama ejecutiva.

Tras esta propuesta el gobierno alemán, suizo y austriaco prohibieron cualquier tipo de manifestación que pudiera alterar el orden público, lo cual fue calificado por Erdogan como un acto de nazismo y xenofobia. En Holanda, la situación empeoró debido a la prohibición al Ministro de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu de ingresar al país cuando este se disponía a hablar frente a varios turcos en la ciudad de Rotterdam. Tras esto se presentaron proetstas y choques con las autoridades que dejaron varios heridos, además las relaciones entre turcos y holandeses empeoraron y ambos ministros ordenaron a sus embajadores regresar a sus respectivos países.

Europa a la expectativa

Las elecciones en Holanda son clave para el futuro de la Unión Europea. Tras lo ocurrido con el Brexit el año pasado, la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, la crisis económica en Grecia y el gran flujo de desplazados por la guerra en Siria, países como Alemania han tenido que “mantener el orden” en las distintas reuniones entre los países miembros de la Unión, porque los problemas se están acumulando y las soluciones se ven muy lejanas en aras de satisfacer los intereses de cada país. A esto se suma además las próximas elecciones en Francia, donde ocurre algo similar a lo de Holanda debido a que el discurso nacionalista que está impulsando la candidata del Frente Nacional Marine Le Pen, ha sido catalogado por muchos como generador de odios y rencillas entre los ciudadanos. Le Pen también pretende seguir los pasos del Reino Unido e impulsar un Brexit para que Francia abandone de una vez por todas la Unión Europea y así acabarla.

Al término de esta nota los resultados en Holanda daban como ganador al candidato Rutte con 31 escaños sobre los 19 de Wilders, siendo además una de las participaciones más altas en la historia del país con un 82% de votantes. Esto es para los intereses de la Unión Europea un parte de tranquilidad, aguardando con ansias lo que se viene en Francia dentro de un mes y medio.

Rutt (izquierda) y Wilders (derecha), se disputan el mandato en Holanda. Foto tomada de Eunmask.

Lo expresado por el columnista no representa la opinón de

EL PALIQUE REVISTA DIGITAL

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter @El Palique

Instagram El Palique